Te sorprenderá saber los beneficios que te ofrece la sal

Te sorprenderá saber los beneficios que te ofrece la sal

La sal, también denominada como cloruro de sodio o sódico, es un mineral comúnmente utilizado en nuestros hogares para darle sabor y gusto a los alimentos.

Aunque escuchamos sobre sus efectos en la salud por un consumo excesivo (retención de líquidos, hipertensión y otras tantas afecciones). Pocas personas conocen los beneficios que nos ofrece si la consumimos apropiadamente.

 

Su función en el cuerpo

Esta sustancia es vital para el buen funcionamiento de nuestro organismo, activando funciones entre las que podemos encontrar:

  • Trasmisión de impulsos nerviosos.
  • Ayuda en la prevención de osteoporosis.
  • Mantenimiento del libido.
  • Regulación el sueño.
  • Sistematización el ritmo del corazón.
  • Aprobación de una adecuada absorción de los nutrientes.
  • Prevención de calambres musculares.
  • Entre otras.

 

Tipos de sal

A pesar de que existen muchos tipos, algunos de los más conocidos y utilizados para tratamientos son:

  • Común: es la que usualmente se comercializa, sin impurezas y apenas con una pequeña cantidad de minerales. Pero posee agentes anti-aglomerantes (sustancias que evitan aglutinamientos o mejoran la disolución). Además, el yodo que contiene es un nutriente esencial para la salud de la glándula tiroidea.
  • Marina: no es sometida a ningún proceso de refinación. Posee minerales que el cuerpo necesita como el magnesio, el potasio, hierro y calcio. Pero también incluye impurezas presentes en el mar.
  • Kosher: proviene de salinas a través de un proceso de evaporización del agua con cloruro sódico. Y constituye una sal refinada y pura sin aditivos.
  • Himalaya: aunque no es refinada, posee una gran cantidad de cloruro de sodio y una mínima cantidad de minerales como: magnesio, calcio e hierro, los cuales les otorgan su color particular.

 

Beneficios de su uso

Entre los beneficios que ofrece este cristal se destacan:

  • Fortalece el sistema inmunitario.
  • Ayuda a mantener alcalinizado el cuerpo.
  • Apoya la pérdida de peso, pues estimula la creación de jugos gástricos para acelerar el proceso digestivo.
  • Es un excelente aliado para el trato de enfermedades cutáneas.
  • Mejora el asma, desinflamando el sistema respiratorio y reduce la flema.
  • Promueve la salud cardiovascular, ayudando a equilibrar los niveles de colesterol y a regular el ritmo cardíaco.
  • Mantiene los niveles de azúcar en sangre.
  • Mejora la condición de algunos tipos de depresión. Pues es un gran aliado para preservar la producción de serotonina y la melatonina.

 

Terapias y remedios en los que se utiliza

  • Para el descanso y relajación de los pies: en 1 galón de agua caliente, añade 2 cucharadas de este mineral y 5 gotas de aceite esencial de lavanda. Luego sumerge tus pies por 15 minutos.
  • Para torceduras: coloca a hervir media taza de agua con dos cucharadas de sal, deja reposar y lava la lesión con esta preparación.
  • Contusiones: aplica en forma de cataplasma tibia 3 cucharadas de sal varias veces al día.
  • Para crisis nerviosas: baño de inmersión por 15 minutos de ½ libra de sal marina con agua tibia en la tina.

 

Estos son tan sólo algunos de los remedios que pueden prepararse con este mineral.

Además resulta útil para tratar otras afecciones tales como: la sinusitis, hipotensión, para refrescar el aliento, dolor de muela, pie de atleta y callos, entre los más destacados.


Comments are closed.