Masaje con piedras calientes durante el embarazo

Masaje con piedras calientes durante el embarazo

Masaje con piedras calientes | La noticia de un embarazo siempre trae muchas sorpresas en la mayoría de las familias que esperan ver a sus hijos dándoles nietos.

Todas las futuras madres empiezan a soñar con sus bebés. Sin embargo el embarazo trae consigo una montaña de situaciones difíciles de llevar como la irritación, pies inflamados, insomnio y dolores severos en el cuerpo.

Es evidente que todo esto pasa por los altos niveles y el descontrol de hormonas. Que hace que la mujer aumente de peso y sufra ciertos trastornos físicos y psicológicos.

A pesar de que existen cientos de medicamentos y terapias para reducir la tensión que todo esto causa. No hay ninguna que se le compare al masaje con piedras calientes. Que se ha practicado desde tiempos ancestrales y les otorga a las mujeres múltiples utilidades. (Fuente: Yoram Yasur)

Las piedras utilizadas en esta terapia generalmente están hechas de basalto. Pero en ciertas circunstancias el terapeuta puede utilizar las de mármol.

Que por su naturaleza son lisas, planas y redondas. El tamaño ideal es como el de un huevo aproximadamente.

De hecho muchos masajistas prefieren recaudar piedras naturales para la terapia, de los ríos.

Básicamente esta terapia consiste en calentar las piedras repetidamente en un recipiente con agua hirviendo.

Después estas absorben el calor y se pueden ir colocando en los puntos de acupresión (técnica china con agujas).

En los que la mujer quiera aliviar dolores y pueda relajar la musculatura que tiene estresada.

Uno de los problemas que más enfrentan las madres es la coagulación de sangre.

O la incapacidad de transportar la sangre hacia las extremidades inferiores. Esto les va sucediendo a medida que avanza el embarazo.

Al aplicar calor sobre el cuerpo humano se reducen los niveles de estrés.

No obstante, existen ciertas restricciones en el uso de saunas o duchas con agua caliente para las mujeres en estado de embarazo.

Aun así, un masaje con piedras calientes es un remedio natural excelente. Y seguro que ha mejorado la calidad de vida de muchas mujeres embarazadas.

Cómo debe ser su aplicación

Algunas clínicas difieren en el proceso de esta terapia. Pero lo único que usted puede hacer para asegurar una aplicación.

Que no le cause daño es consultar con su ginecólogo antes de aplicarse un masaje con piedras calientes.

Esto le dará la posibilidad de elegir a un especialista que tenga referencias en el tratamiento de mujeres embarazadas.

Infórmese bien acerca de las instalaciones y el equipo que posean ya que usted no puede recibir ningún tipo de presión en el estómago.

La mesa de masaje tiene que estar especialmente diseñada para que usted coloque su estómago y no le haga daño en absoluto a la criatura.

Otra cuestión es decirle a su masajista que le muestre la temperatura de una sola piedra, para ver si se necesita bajarla o si usted se siente cómoda.

Fíjese que el terapeuta evite el uso de aceites esenciales o lociones herbales que le puedan ocasionar complicaciones a futuro con su bebé.

Precauciones a tomar en cuenta:

Coma al menos una hora o dos antes de ir a recibir su masaje con piedras calientes. Y lo ideal es que no coma en exceso para recibir la sesión.

Asegúrese de que la temperatura de las piedras sea tolerable por usted antes de que las pongan en la parte baja del abdomen o espalda.

Ya que en ocasiones los terapeutas prefieren medir el grado de calidez con sus propias manos, ocasionando gran incomodidad en el paciente.

Si usted no se siente conforme con la temperatura informe al terapeuta puntualmente para que las retire hasta que sea apropiado.

La duración de esta terapia puede ser de una hora, según las recomendaciones de los especialistas.

Pero usted podría consultar al masajista en caso de que quiera extenderse con la duración del masaje.

Si le llega a gustar mucho este tipo de masaje debe decirle a su médico si está bien que la realice con regularidad.

Por último, cuando ya se encuentre acostado en la mesa de masajes y esté listo para que le den masajes.

Simplemente relájese y disfrute de los efectos maravillosos que le ofrecen las piedras calientes.

Piedras 1


Los comentarios están cerrados